Los precios de la vivienda en España en verano 2018

La crisis inmobiliaria que afectó a todo el mundo en 2008 incidió de forma directa en la economía española, lo que ha colocado el precio de las viviendas inalcanzables para la mayoría de los ciudadanos. Los bancos por lo general exigen una gran cantidad de requisitos para otorgar hipotecas, por ejemplo, el cliente debe contar con empleo fijo, comprobantes de pago, ser cliente de la entidad financiera, incluso contar con importantes movimientos de fondos, avales, fianzas, entre otros. La crisis económica ha afectado mucho el empleo por lo que la mayoría no podrá cumplir con todos los requisitos. Así que se torna muy difícil que el ciudadano común pueda acceder a un crédito para una vivienda nueva en España. Sin embargo, con el paso de los años la economía española se ha venido recuperando lentamente y por ende el negocio de la construcción de las viviendas se ha tornado muy productivo y rentable para grupos económicos. Esta realidad ha permitido que el costo de las viviendas se haga más inalcanzable aun para la gente común.

¿Cuáles son precios de la vivienda en España?

 

   Se puede afirmar que diversos estudios han calculado que los precios de las viviendas han subido entre 5% y 10% entre el año 2016 y 2017 aunque el ingreso promedio de los ciudadanos no ha aumentado a ese ritmo. Además, el nivel de construcción ha subido muchísimo con respecto a los años anteriores lo que representa una buena noticia para los sectores económicos  pero no tanto para el ciudadano común que no tiene el poder adquisitivo para adquirir hipotecas que les permita acceder a la vivienda

  Es de destacar que las cifras de organizaciones españolas han estimado que el precio de las viviendas en España están por encima que el promedio europeo en aproximadamente unos 6 puntos porcentuales. Además, se debe destacar que hay cifras que señalan que los precios actuales de las viviendas en España están casi a los mismos niveles de cómo estaban antes de iniciar la crisis inmobiliaria de 2008. Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística destaca que actualmente los precios de 2017 en España están a escasos dos puntos de cómo estaban los precios antes de explotar la crisis inmobiliaria de 2008 lo que evidencia una grave desfase con respecto a otros países de la Unión Europea.

 Así que para el verano de 2018 no se estiman muchas hipotecas porque la tendencia seguirá en ascenso ya que de acuerdo a estudios preliminares el precio de la vivienda usada ha registrado una subida aproximada de 2,2 % intertrimestral este año, lo que hace presumir que el aumento anual será de 7,1% lo que equivale a un valor del metro cuadrado en 1.620 euros aproximadamente.

  De tal manera no hay condiciones para el otorgamiento de hipotecas pues se han endurecido las restricciones, las concesiones de préstamos a plazo fijo se han multiplicado de forma generalizada y el número de hipotecas está muy por debajo de las compraventas. La tendencia es al alza, los precios cada vez están más inalcanzables para el ciudadano común. No se espera nada diferente para este verano en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>