4 Mitos sobre los alimentos congelados

Todos tenemos un congelador en casa pero la verdad es que no le sacamos el mayor provecho, esto se debe a los temores que la sociedad nos ha infundido acerca de inducir o comprar comida congelada. “Conservantes”, “poco nutritivo”, “malo para la salud” son algunas de las muchas frases que la gente dice acerca de estos alimentos, pero en este espacio vamos a desmentir esos mitos.

La verdad es que este tipo de comida nos ofrece varios beneficios ante la falta de tiempo y puede ser conveniente en el momento de cocinar, pero si sabemos escoger cuales son los mejores nos puede aportar gran cantidad de nutrientes.

 

Volver a congelar es riesgoso.

 

Este es uno de los mitos más comunes, sin embargo hay algo de cierto en todo esto. Cuanto más se manipule la comida en un proceso de congelado y descongelado existe un mayor riesgo de contaminación. Ya que el proceso de descongelación favorece a la multiplicación de bacterias y esto podría causar una intoxicación por alimentos.

Un alimento que se congela crudo no se puede volver a congelar crudo, ya que la vida útil del alimento se deteriora por el paso del tiempo. Una forma de evitar esto es consumir el alimento el mismo dia que lo descongelamos, o cocinarlo completamente ya que el calor elimina las bacterias presentes en la comida; sin embargo es recomendable consumirlo de inmediato.

 

Descongelar a temperatura ambiente.

 

Uno de los errores que cometemos es sacarlo del refrigerador y dejar que se descongele, pero esto puede ser muy riesgoso.

Según especialistas no es recomendable descongelar a esta temperatura ya que es donde mayor cantidad de organismos bacterianos se desarrollan y multiplican, por más tiempo que se cocine la comida hay muchas posibilidades de que el alimento quede contaminado.

Una sugerencia es pasarlos a una heladera para su descongelación o pasarlos directamente a su cocción, de esta manera se evitará problemas con los alimentos.

 

Los alimentos congelados tienen conservantes

 

No, para congelar los alimentos no se preside de ningún conservante. Pensémoslo como un botón de pausa, al congelarlos alargamos la vida útil de la comida y evitamos la multiplicación de bacterias.

Para congelar los alimentos se someten a temperaturas inferiores a  0° (cero grados centígrados) por lo que las bacterias no se desarrollan a esta temperatura, haciendo que la comida sea segura de consumir.

Al congelar pierde nutrientes

Si los alimentos se cocinan antes de ser congelados no habrá cambios en sus nutrientes, pero sí se verá afectado su volumen.

Al congelar un alimento se afecta la textura del alimento ya que se solidifica el agua existente, cuanta mayor cantidad de agua tenga, mas va a aumentar el volumen. Si  congelamos los alimentos en crudo se verán afectados los lípidos, grasas y proteína.

Tampoco recomendamos congelar almidones, ya adquirirá una textura viscosa; evita congelar salsas grasas o mayonesa ya que el frío separa la grasa del agua dando un aspecto poco apetecible.

Estos son algunos de los mitos más comunes que se dice acerca de la congelación, lo cierto es que esto es conveniente para quienes no tienen mucho tiempo y garantiza la higiene de la comida. ¿Conoces más mitos? Comentalos en la caja de comentarios.